domingo, 29 de noviembre de 2009

Campaña publicitaria

Genial!

miércoles, 4 de noviembre de 2009

Cambio de Superdrive, o desmontando un iMac

Así es, después de tres añitos la Superdrive de mi iMac dijo basta y se nego a ser "super" para ser una simple "drive", y encima estropeada. Empieza haciendo ruidos al leer los discos, después se negó a grabar, y luego ya apenas leía ¡y eso con Snow Leopard recién comprado, no lo pude instalar!

Sopesando soluciones, la más fácil seria optar por una grabadora externa, que puede que fuera hasta incluso mas barata que una unidad de reemplazo interna. Pero en mi opinión el iMac pierde todo de su encanto conectándole más unidades externas. Así que me lié la manta a la cabeza y busqué una por eBay, teniendo en cuenta que la denominacion correcta de la unidad es UJ-846-C, fabricada por Matshita (Panasonic)

El vendedor fue axelmacnetic, vendedor de Holanda con buen perfil y especializado en hardware de Mac. En seis días y con un fin de semana por medio, tenia la unidad en casa.

Mientras tanto, había que estudiar como seria el proceso de reparación. Meter mano en las peceras no tiene complicación, pero un Mac es otra cosa. Asi que, investigando, llegué a la pagina de iFixit, en la que disponen de multitud de guías. Entre ellas, la que me ocupaba en este momento.

Antes de nada, debemos buscar un sitio bien iluminado, cómodo y con espacio suficiente. En la mesa de trabajo he colocado una toalla para apoyar el ordenador y evitar daños.



Lo primero que debemos hacer para abrir el iMac, es retirar la tapa que cubre los modulos de memoria. Ya le habia ampliado la memoria anteriormente, y es muy fácil. Solo necesitamos un destornillador de estrella y retirar la tapita que cubre los modulos. Luego, se tira de las dos pestañas que los sujetan y salen solos.

Sin dejar aún esa zona, retiramos los otros cuatro tornilos que sujetan el chasis en su sitio. Aqui se empieza a complicar, son tornillos muy pequeños. Pero no tanto como los que encontraremos en el interior ;)

Imagen: iFixit

Una vez retirados, damos la vuelta al Mac y tiramos del borde inferior, teniendo cuidado con las pestañas que sujetan los módulos de memoria. En este detalle se puede ver, asi como la suciedad acumulada en tres años ;)


Bueno, vamos poco a poco y ya tenemos algo avanzado.


Y aquí viene una de las partes difíciles.

En la parte superior del marco, por su parte interna, hay dos "chapitas" metálicas que sujetan el frontal en su sitio. Algo se puede apreciar en la siguiente foto:


En la guia de iFixit indican expresamente que es fácil soltar esa parte, insertando una tarjeta de crédito o similar, como se ve en la siguiente captura, por las ranuras de ventilación:

Imagen: iFixit

Pues no hubo manera. No se como lo habrán hecho ellos, ni he encontrado vídeo en Youtube que lo muestre claramente. Pero desde luego, con la tarjeta, tal y como dicen, como que no...

Tirando por el camino del medio, lo que yo hice fue "forzar" un poco el marco, tirando de él y con un destornillador de precisión, ir haciendo "palanca" hasta desenganchar las chapitas. Es mas difícil explicarlo que hacerlo, pero no pasa nada por hacerlo así. Ojo, de todas formas, con como fuerzas y haces palanca, no hay que pasarse.

Una vez suelta la parte superior, ya vemos con todo detalle el panel TFT, asi como la camara iSight, el micrófono y las chapitas de la discordia


Con esto ya podemos desconectar la cámara y el micrófono, nada complicado, y acabar de retirar el frontal.



El siguiente paso es retirar el plástico protector en la parte inferior de la pantalla. Esta parte cubre la zona inferior de la placa base, protegiéndola del polvo y limitando las emisiones magnéticas. Simplemente es ir despegandolo poco a poco, procurando que no se rompa o que se rompa lo menos posible. Cuando ya esta despegado, conseguimos ver la placa base, disipadores, altavoces y tarjeta Airport, así como la conexión de la pantalla a la placa.


Continuamos despegando por los bordes de la pantalla, para poder acceder a los tornillos que fijan la pantalla, dos tornillos por cada lateral.

Importante aquí es imantar las llaves allen para poder extraer los tornillos sin morir en el intento. Mas importante será aún cuando llegue el momento de volver a colocarlos.

Yo he usado el imán de un altavoz para imantar la llave. Si no tienes ninguno a mano, puede ayudar el método del chicle, aunque yo no soy muy partidario de ensuciar más.

Imagen: iFixit

Vale, la cosa marcha. ya con los tornillos quitados, levantamos la pantalla por la parte inferior con cuidado y vamos desconectando los cables de la parte izquierda, cuatro conectores en total que no entraña dificultad el poder desconectar. Dos de ellos estan justo encima del altavoz izquierdo, y los dos restantes en la parte superior.

Imagen: iFixit

Tomamos un pequeño descanso, y admiramos las vistas...


El siguiente paso es desconectar el cable de datos de la pantalla a la placa base.

Con problemas para mi, ya que no tenia ningún destornillador/llave ni nada que me pudiera servir para quitar estos tornillos. El que los puso, los puso a mala leche, sin duda.

Decidí entonces quitar el conector por el extremo de la pantalla, bastante más fácil aunque sin duda un conector mas delicado que el de la placa. En fin, no queda otra, así que adelante con ello.


¡Listo! Cable desconectado, apartamos la TFT y la ponemos en lugar seguro, quedando el iMac con las tripas al aire. Es un buen momento para pensar en el pastón que pagué por el, y lo bonitos que son los nuevos iMac :-)

Atacamos directamente a la superdrive, quitando primero de todo el sensor de temperatura. Este va coonectado a la izquierda del ventilador derecho, justo debajo de la unidad.

Imagen: iFixt

En esta parte ya no hice fotos, necesitas las dos manos, una buena dosis de paciencia y a poder ser, la ayuda de otra persona. Cuatro ojos ven más que dos.

A continuación, sera necesario retirar los tornillos que fijan el cable SATA a la placa base.

Imagen: iFixt

Una vez retirados, el cable aun permanece en posición, ya que por la parte de abajo tiene un conector que va sujeto a la placa por un poco de presión. Haciendo palanca con un destornillador con *mucho* cuidado, primero un extremo y luego el otro, se eleva lo justo para desconectarse.

Ahora, para retirar la sujeción de la unidad al chasis, necesitamos hacer "palanca" con un destornillador de precisión y tirar de la pestaña de plástico que lo sujeta, forzándolo un poco hasta que se suelte. El truco esta en encajar el destornillador en el hueco y hundirlo hasta el fondo, para luego moverlo mientras movemos también la pestaña de plástico.



Imagen: iFixit

Con lo que ya podemos extraer la unidad de su hueco, como siempre, con cuidado al tirar no forzar demasiado.


Lo siguiente que queda es retirar los cuatro tornillos laterales que sujetan la unidad a la pieza de plástico negro que ayuda a fijar la unidad en su sitio, así como a la entrada de discos.Imagen: iFixit

Además, aprovechamos para retirar el cable SATA de la unidad con mucho cuidado, así como el sensor de temperatura y las pequeñas piezas que acolchan la unidad. Todo lo que tenia la antigua unidad, para la nueva.

¡Listo! ya solo queda volver a a montar todo en orden inverso a como lo habíamos abierto. Especial cuidado al colocar la TFT en su sitio, ya que cuesta bastante que los tornillos no se caigan al colocarlos. Usar la llave bien imantada.

Y si todo ha ido bien, como a mi, tendrás la nueva unidad funcionando para otra buena temporada. Eso si, te quedaras sin excusa para comprarte el nuevo iMac ;-)